Test: Volkswagen Eurovan

23/08/02

 

CUANTOS MÁS MEJOR

Seguramente se sorprenderán cuando lean que conducir la Volkswagen Eurovan es divertido. Lo crean o no, así es. Piensen por un momento en un vehículo capaz de transportar a conductor y siete pasajeros a cualquier parte, con suficiente espacio para el equipaje de todos, con un propulsor que permite circular por autopista a cruceros de 150 Km/h sin pestañear y con un consumo medio de 6,5 litros de gasóleo por cada 100 kilómetros. Desde este punto de vista, la Eurovan empieza a parecer interesante, ¿no es cierto? Sumemos ahora a estos argumentos otra virtud presente en este modelo: su comportamiento, próximo al de los vehículos monovolumen de amplia difusión en el mercado.

 

 

Hasta el momento, todo suena bien. Sin embargo, no hay que olvidarse de que se trata de un vehículo comercial, o lo que es lo mismo, que está más próximo al concepto de furgoneta que de monovolumen. De ahí que el confort no sea tan bueno, que el ruido en el interior (sobre todo el que genera el viento) sea más intenso, o que la Eurovan sea un poco más torpe de reacciones en carreteras de muchas curvas. El precio (25.714 euros, ó 4.278.491 pesetas) incluye el equipamiento más imprescindible y, puesto que la Eurovan se vende como vehículo mixto adaptable, se beneficia de la exención del pago del impuesto de matriculación.

Desde luego, los primeros kilómetros que hacíamos al volante de la Eurovan, nos cogieron por sorpresa. Más de una vez miramos incrédulos dos de los indicadores del cuadro de mandos: el velocímetro, porque no nos acabábamos de creer que fuese posible circular con un modelo así a cruceros sostenidos de 150 y 160 Km/h en autovía; la aguja del combustible, porque tardaba mucho en bajar a pesar de que estábamos haciendo un buen número de kilómetros.

En ambos casos el responsable de nuestra sorpresa era el motor. Es específico para la Eurovan y se trata de un 2,5 litros, con cinco cilindros en línea y un rendimiento de 105 CV. El par motor es de 250 Nm, se obtiene a partir de 1.900 rpm y se mantiene estable hasta las 2.300. Las recuperaciones nos han parecido buenas, teniendo en cuenta el peso total del vehículo (1.610 Kg) y en cuanto a los consumos, el homologado por la marca de 6,5 l/100 Km está próximo al que se puede obtener a velocidades legales en la realidad.

Pasemos ahora –si les parece– al interior de la Volkswagen Eurovan. Conductor y pasajero delantero acceden a sus asientos mediante puertas convencionales, mientras que los viajeros de atrás han de usar una puerta corredera instalada en el costado derecho. La Eurovan está homologada para ocho plazas; dos delante, tres en una fila intermedia y otros tantos en la trasera. Las dos hileras de asientos posteriores pueden abatirse y retirarse. En este último caso disponemos de un espacio de carga inmenso (¡5.400 litros!) y muy accesible gracias al enorme portón trasero de una pieza y a la puerta corredera lateral.

Los ocupantes de la Volkswagen Eurovan viajan con cierto confort. No se alcanza el nivel de uno de los últimos monovolúmenes, pero tampoco resulta incómodo. Los ruidos procedentes de la mecánica están bien aislados y, a velocidades considerables, es más perceptible el silbido del viento que otra cosa. Las suspensiones tienen un recorrido muy largo –como es lógico en un producto pensado para llevar cargas pesadas o muchos pasajeros– por lo que la comodidad está garantizada. A la hora de abordar las curvas, la carrocería balancea bastante, aunque, una vez acostumbrados, negociamos las curvas a una velocidad impensable al principio. El peso y el centro de gravedad (más alto que en un turismo, o un monovolumen) ponen los límites a nuestro optimismo en terrenos virados.

 

En cuanto a la dotación, la Eurovan dispone de serie de aire acondicionado, elevalunas eléctricos, dirección asistida y cierre centralizado con mando a distancia. Sin embargo, entendemos que tiene poca justificación el hecho de que haya que recurrir al equipamiento opcional si queremos montar ABS (1.438 euros), airbag del conductor (342 euros) o del pasajero (284 euros), o control de estabilidad ESP (2.505 euros).

En resumen, la Volkswagen Eurovan se perfila como una solución adecuada para el usuario que busca un vehículo con gran espacio interior en el que tanto se puede transportar un elevado número de personas, como una apreciable cantidad de mercancía.

FICHA TÉCNICA Y COMERCIAL

Motor

Delantero transversal

Nº de cilindros/disposición

5 en línea

Cilindradas (c.c.)

2.461

Potencias (CV/rpm)

105/3.500

Par máximo (Nm/rpm)

250/1.900-2.300

Transmisión

Cambio manual (5 vel.)

Tracción

Delantera

Dimensiones largo/ancho/alto (m.)

4,79 / 1,84 / 1,94

Capacidad maletero (l.)

Hasta 5.400

Peso (Kgs.)

1.610

PRESTACIONES

Velocidad máxima (Km/h)

157

Aceleración 0-100 Km/h (seg.)

--

Consumo urbano (l/100 km)

--

Consumo carretera (l/100 km)

--

Consumo combinado (l/100 km)

6,5

EQUIPAMIENTO/PRECIO

Aire acondicionado / Climatizador

S / N.D.

ABS

O

Airbag conductor / pasajero

O / O

Elevalunas eléc. / Cierre centr. / Dirección asist.

S / S / S

Precio (euros)

25.714 (4.278.491 ptas.)

Volver a Principio de Página

Volver a Revista