Juicio
Mauricio García de la Vega y Víctor Gálvez, durante el juicio.

De la Vega y Gálvez se reencuentran en el juicio sobre la ampliación de capital del Murcia, visto para sentencia

La vista oral se ha celebrado en el Juzgado de lo Mercantil. La jueza María Dolores de las Heras dictará auto dando por válida o anulando la ampliación de capital de la que salió Tornel como accionista principal

GREGORIO LEÓN

El Real Murcia ha vivido esta mañana ventosa de martes uno de las jornadas judiciales más importantes de su vida. En el Juzgado de lo Mercantil se dirime si la ampliación de capital llevada a cabo por el club, de la que salió Francisco Tornel como máximo accionista, es ajustada o no a derecho. Iconos Nacionales (o sea, Mauricio García de la Vega) impugnó el acuerdo de junta de accionistas que la puso en marcha. El Real Murcia ha defendido en todo momento que la hizo cumpliendo todos los requisitos mercantiles exigidos. 

La vista oral ha provocado el reencuentro de Víctor Gálvez y Mauricio García de la Vega. El empresario alicantino, quien dirigió invectivas y epítetos que lo llevaron a ser sancionado (llamó "mariachi" a Mauricio García de la Vega), fue citado como testigo por la parte actora. Gálvez ha asegurado que la limitación de 12.200 euros regulada en la ampliación en modo alguno impedía el acceso del mexicano al accionariado del club, ya que estaba dispuesto a llegar a él utilizando como puente al dueño de Inmopolt, con una aportación de 700.000 euros. Víctor Gálvez ha añadido que en la reunión en la que De la Vega habla de esa posiblidad estaba como testigo Enrique Roca.

En sus alegaciones, el letrado de Mauricio García de la Vega, Agustín Amorós, ha calificado de "golfada" la decisión adoptada por Gálvez de establecer unos límites de compra de acciones, que iban destinados, según ha subrayado el abogado, a privar a su representado de cualquier posibilidad de acceder al control del club, e incluso ha puesto el ejemplo del Almería, adquirido ahora con capital extranjero, como fórmula saludable que están adoptando los clubes para gozar de salud financiera. Agustín Amorós ha insistido en su doctrina de que el laudo arbitral del TAS que le dio la razón a De la Vega tiene naturaleza de cosa juzgada, y que era vinculante. 

Una de las pruebas testificales aportadas por Iconos ha sido la declaración de Stefan Settels, exconsejero grana, quien ha afirmado que "la ampliación de capital, limitada, no ha conseguido su finalidad; el club sigue en causa de disolución".

El Real Murcia ha aportado una prueba que, a juicio de sus abogados, determina que Mauricio García de la Vega valida todo el procedimiento de ampliación de capital: en el documento de delegación de voto que este último sábado el mexicano (a través de su apoderado) entrega al Real Murcia, antes de su junta de accionistas, acepta expresamente y por escrito las cuentas presentadas por el club. Antonio Rubio, el jurista que ha representado al club grana en la vista oral, ha esgrimido también los dictámenes favorables del CSD y de la Abogacía del Estado, validando los pasos dados por el club y su negativa a inscribir en el Libro de Socios a Iconos Nacionales. Rubio ha recordado que el Consejo de Administración tenía que someterse por imperativo legal a requisitos estatutarios insoslayables. 

La jueza titular del Juzgado de lo Mercantil, María Dolores de las Heras, se ha visto obligada a llamar la atención a Mauricio García de la Vega, quien ha reaccionado con un gesto airado cuando, desde el estrado, el abogado del Real Murcia ha asegurado que "el señor De la Vega no puso ni un euro en el club".   

La vista oral ha terminado con la petición del Murcia de que la demanda sea desestimada. Mauricio García de la Vega no ha querido hacer declaraciones a la salida del Juzgado, derivando esa tarea a su abogado.

 En unas pocas semanas, e incluso días, se espera el auto del Juzgado de lo Mercantil, que determinará si la ampliación de capital es válida, o por contra, debe ser revocada.

 

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000