30 Aniversario Onda Regional
Mellado
Mellado, en el partido contra el Levante, ante Jorge Santos. Foto: Jimbee

La nueva estrella del fútbol sala juega en Cartagena

Mellado ha emergido como figura nacional que está produciendo asombro. Jimbee ha blindado al jugador, con contrato hasta el año 2024

GREGORIO LEÓN

Con la liviandad de un colibrí. Con la feliz inconsciencia de un niño que fue hasta ayer. Pocos poco él interpretan el axioma de Maradona: "El fútbol es un juego de engaños. Parece que vas a ir por acá, tu defensor se lo cree, pero sales por allá". Conduce la pelota en zonas de alto riesgo. La pisa. La esconde como un trilero. Y la transporta hacia arriba, con la seguridad de que llegará a su destino, con la eficacia de una carta certificada.  

Miguel Ángel Mellado hace hermoso el fútbol sala, jugándolo con la naturalidad de los elegidos. Su actuación en el derbi ante ElPozo Murcia confirmó la categoría de un futbolista que está causando asombro nacional. Con 21 años muy pocos han jugado a este deporte con su personalidad. Jimbee lo mima desde el primer día, desde pagarle la autoescuela para que se sacara el carnet de conducir hasta mejorar su ficha, otorgándole estatus de jugador prémium. Pero para llegar a ese punto, Mellado hubo de sortear varias trampas que le puso el destino, y que estuvieron muy cerca de guillotinar una carrera que hoy no tiene límite. El cierre de Blanca es un ejemplo de superación.  

La rodilla, rota a los 14 años

Cuando estaba en las bases de ElPozo, el futbolista se rompió el menisco. Salvador Provencio apareció en su auxilio y le dio el alta como jugador del equipo juvenil del Librilla, a fin de que se pudiera operar. Lo hizo gracias a la Federación Murciana de fútbol. Le esperaba un largo año de recuperación y una puesta a punto extraordinariamente complicada. Fuera de su peso, con 13 kilos más de los que pedía su constitución para jugar al fútbol sala, parecía desahuciado para el deporte. Le esperaban las pachangas con amigos. Pero el tutelaje del Librilla le devolvió la fe, y de la crisálida salió una mariposa que empezó a llamar la atención, con actuaciones deslumbrantes en la selección murciana. 

Juan Carlos Guillamón, entonces en el Plásticos Romero, repara en las cualidades de Mellado, e intenta atraerlo al proyecto de Cartagena. Pero el Librilla no le abre el semáforo, y Guillamón entiende la deuda moral que el futbolista tiene con un club que ha logrado su rehabilitación. Juan Franscico Gea, el hombre que llevó a Jumilla al cenit, colocándolo en Primera División, dirige a la selección murciana juvenil, y le advierte al entrenador del Plásticos Romero de que no desaproveche esa oportunidad, que se presenta al año siguiente.

Sin acuerdo para volver a ElPozo

El jugador negoció con ElPozo Murcia, que buscaba recuperarlo para potenciar su filial. Mellado quería regresar a sus orígenes. Pero el acuerdo no fue posible. Y Mellado, cuyo destino parecía Murcia, emprende viaje a Cartagena. Encuentra acomodo en las bases del Jimbee, pero a la cuarta jornada Guillamón le da pista en Valdepeñas para que debute en el primer equipo. "Ya vemos su calidad en un partido de pretemporada contra Jaén, y hablo con el coordinador de las bases, y le transmito que Mellado está cualificado para actuar en el primer equipo. No estaba equivocado", explica Juan Giménez, gerente del Jimbee. Miguel Ángel Jiménez, el avispado presidente del club cartagenero, se da cuenta de que tienen un diamante en bruto al que cuidar. Le da instrucciones a su gerente para que se desplace a Blanca, y se reúne con sus padres. Es allí donde se cierra el contrato de Mellado por seis años. "Nos decían que estábamos locos, porque firmamos quizá el contrato más largo de la historia del fútbol sala. Pero sabíamos que acertábamos". Y no solo le da un futuro a Mellado, sino que incluso Jimbee atiende a sus cuestiones personales y le aporta soluciones: "No te preocupes por el carnet de conducir; te lo pagamos nosotros. Y si necesitas un coche, también te lo proporcionamos", le transmite Miguel Ángel Jiménez.

El jugador, blindado hasta 2024

El Jimbee Cartagena, que siempre ha ido varios pasos por delante, avizorando las posibilidades futuras del jugador, y con la certeza de que atraería las miradas de clubes de linaje del fútbol sala mundial, quiso evitar tentaciones, modificando su contrato hace apenas un par de semanas. Mellado pasa a cobrar acorde con su cualificación actual en la plantilla, y queda blindado por una cláusula disuasora, que espante al Barcelona o a los trasatlánticos de Rusia. El movimiento muy astuto del Jimbee. 

Dando los pasos de Ricardinho y Paulo Roberto 

"Mellado es un fuera de serie; tiene un halo especial que solo se podía percibir en jugadores como Ricardinho o Paulo Roberto". Así de concluyente se expresa Juan Giménez, que ha seguido durante los dos últimos años el crecimiento diario de Miguel Ángel Mellado, plenamente convencido de que se va a convertir en una leyenda de este deporte, superando a banderas del fútbol sala como Kike Boned o Sergio Lozano. Parecen palabras mayores. Pero con 21 años las posibilidades de Mellado parecen infinitas. No hay techo para un talento así, que parece de otra época. La época de los genios.

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000