Unai
Unai Simón, en imagen del último entrenamiento de la selección. Foto: RFEF

La selección sonríe antes de viajar a Londres

España jugará este martes (21 horas) las semifinales de la Eurocopa, ante Italia.

GREGORIO LEÓN

Elevado ya a la categoría de clásico de la Eurocopa, un España-Italia siempre promete emociones fuertes. Los antecedentes marcan una igualdad total en el historia de enfrentamientos, con once victorias para cada selección. El empate quedará deshecho este martes en Wembley. 

España ha ido creciendo partido a partido. De la desconfianza inicial ante Suecia y Polonia, a superar una tanda de penaltis que comenzó con el pie cambiado. Los jugadores y el seleccionador se han visto reforzados en sus convicciones. Y hasta los aficionados más reticentes, aquellos que veían a Luis Enrique con un punto de desconfianza, han ido a engrosar el pelotón de los optimistas. 

El equipo disfrutó de un domingo de tranquilidad. Este lunes viajará desde Las Rozas a Londres. Mikel Oyarzabal puso el acento ayer, en rueda de prensa, en la necesidad de insistir en la idea de juego de España. Sin complejos. Italia tiene buenos jugadores, dijo Oyarzabal. Y la selección española, también. 

La única preocupación latente es el estado de Pablo Sarabia. El futbolista, que ya no pudo jugar la segunda parte frente a los suizos, recibió una buena noticia: la resonancia magnética practica no ha revelado rotura muscular. Tiene una pequeña contractura. Está siendo tratado con una bomba magnética, que acelera el proceso recuperatorio de una lesión. Su presencia en el partido contra Italia no está descartada aún. 

En la rueda de prensa programada para el lunes hablará Luis Enrique, acompañado por Pedri.  

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000