Murcia
Daniel Moreno, en primer plano, acompañado por Francisco Tornel y Francisco Miró.

El Real Murcia adopta el "modelo alemán" y no permitirá que cualquier accionista tenga más del 49 por 100 del poder

El club grana modificará sus Estatutos para autoimponerse control financiero. "El Murcia no va a desaparecer", afirma el presidente Francisco Tornel

GREGORIO LEÓN

Los actuales dirigentes del Real Murcia llevan consagrando sus esfuerzos desde que llegaron en contener los gastos desatados que han llevado al borde de la liquidación a la centenaria entidad murcianista. Y este lunes han dado un paso más, anunciando que el club modificará sus estatutos con el fin de que ningún accionista tenga más del 49 por 100 de la sociedad, adoptando de este modo el "modelo alemán", que fragmenta el capital social del 51 por 100 y lo reparte entre numerosos accionistas. El órgano ejecutivo del Real Murcia quiere evitar que "entren personas o personajes que otras veces han pasado por aquí, engordando la deuda", según palabras del consejero Daniel Moreno, recordando gestiones claramente lesivas contra el club de Raúl Moro, Víctor Gálvez o Mauricio García de la Vega. 

El Real Murcia ha incidido en las fallas que tienen las sociedades anóminas deportivas, con la evidencia de datos irrebatibles: desde su constitución, los clubes vieron crecer su deuda hasta los 4.000 millones de euros, sangría que solo empezó a frenarse cuando la LFP puso en marcha en 2014 el mecanismo de control económico. La Federación Española también camina por esa misma línea doctrinal. El Real Murcia ya ha recibido circulares desde Las Rozas anunciándole que, en un plazo de dos años, todos los clubes de Segunda "B" deberán someterse a normas de estricto control económico.

El club va a celebrar a mitad de febrero una junta de accionistas que aprobará una nueva ampliación de capital, por una cantidad aproximada de 2'5 millones de euros, tomando como parámetros el patrimonio positivo neto de 1'5 millones de euros y la cifra de 3.451.930 euros exigidos por el CSD como cantidad mínima en caso de ascenso a Segunda División. 

La ampliación de nutrirá de dos ingresos: préstamos participativos y aportaciones de accionistas. Enrique Roca, que ha aportado vía préstamo 200.000 euros, transformará ese dinero en acciones, igual que Francisco Tornel, quien ha anunciado en la rueda de prensa que "voy también al aumento de capital". El máximo accionista grana ha asegurado, de forma rotunda, que "el Murcia no va a desaparecer", y ha añadido que "sí he hablado con Alfonso García, pero se le ha explicado que el modelo que vamos a seguir es este, que no haya un gran accionista". 

Francisco Miró, también consejero de la entidad, ha puesto como ejemplo al Éibar, cuyas acciones se han revalorizado, consecuencia de una gestión financiera prudente y realista. Y ahondó en la tesis de que el Murcia necesita gestora, no inversores. 

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000