Investigan al conductor de un camión de 40 toneladas por quintuplicar la tasa de alcoholemia

Tuvo un accidente de tráfico al salirse de la carretera en Fortuna

REDACCIÓN. Murcia

La Guardia Civil investiga al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que, tras de sufrir un accidente al salirse de la vía en la carretera RM-423, en Fortuna, quintuplicó la tasa máxima de alcohol permitida. Se le atribuye la presunta autoría de delito contra la seguridad vial.

La actuación se inició cuando la Central Operativa de Tráfico (COTA) recibió el aviso de un accidente ocurrido en la carretera que une Cobatillas con Venta Collares, en el que estaban implicados dos vehículos articulados de gran tonelaje. Parte de la carga de uno de ellos, además, se había esparcido sobre la calzada, por lo que el tráfico se encontraba interrumpido.

Una patrulla de motoristas y un equipo de Atestados del Sector/Subsector de Tráfico de Murcia se desplazaron de inmediato al punto del siniestro para prestar los auxilios necesarios, restablecer la circulación interrumpida y llevar a cabo las correspondientes investigaciones.

Los agentes constataron que se trataba de la salida de la vía por su margen derecho del remolque de un vehículo articulado, de 40 toneladas de masa máxima autorizada (MMA), cargado de limones, cuyo conductor, al realizar una maniobra errónea para reintegrarlo a la calzada, volcó sobre su lateral izquierdo, en el carril del sentido contrario, cuando fue colisionado por un camión que circulaba por dicho carril.

A consecuencia de esto se produjeron daños materiales de consideración en los dos camiones, al volcar el remolque sobre la calzada, salirse de la vía el segundo camión y empotrarse en un huerto adyacente. La carga de limones que transportaba el primero quedó esparcida sobre la calzada y en una finca anexa.

Los especialistas de la Benemérita detectaron que el conductor y único ocupante del vehículo aparentaba no encontrarse en condiciones adecuadas para conducir por una posible ingesta de algún tipo de sustancias incompatible con la conducción.

El camionero, español, de 44 años y vecino de Santomera, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, en las que arrojó un resultado positivo de 0,67 y 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, quintuplicando así la tasa máxima permitida, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

Ante estas circunstancias, el conductor, que había cargado unos 30.000 kilos de limones en una finca de Santomera con destino a Fortuna, resultó investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Cieza.

A consecuencia del accidente, la Guardia Civil estuvo regulando el tráfico y dando paso alternativo en ambos sentidos de la circulación, mientras dos grúas de gran tonelaje realizaron las labores de rescate de los vehículos.

Los servicios de conservación y mantenimiento de carreteras de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, titular de la vía afectada, limpiaron la zona afectada y la empresa responsable del transporte retiró y transvasó la carga vertida a otro camión.
La circulación pudo ser restablecida cuatro horas después de ocurrir el accidente.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal, y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

Estas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial evitando accidentes de circulación.

Por otro lado, la Guardia Civil quiere apelar a la conciencia cívica de la población para que avise al teléfono 062 (Guardia Civil) o 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio cuando se encuentren con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol.

El objetivo es poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobar si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad, evitando el consiguiente riesgo.

REGISTROS DE CASOS ANTERIORES

Durante el año 2019, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia registró varios episodios de conductores de vehículos de grandes dimensiones y tonelaje destinados al transporte de mercancías, por conducción bajo la influencia de alcohol.

Así, el 5 de enero de 2019, fue detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 78,000 de la carretera N-344 (Almería-Valencia por Yecla), término municipal de Jumilla, que sextuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

El 2 de febrero de ese mismo año resultó investigado el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 631,000 de la carretera N-340 (Cádiz-Barcelona), término municipal de Alhama de Murcia, que quintuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

El 23 de febrero fue detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 2,300 de la carretera RM-F25 (Lo Tárraga-Lo Romero), en San Pedro del Pinatar, que sextuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

El 6 de octubre también fue detenido el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas a la altura del kilómetro 19,000 de la carretera RM-714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz), en Jumilla, que quintuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

Y el 10 de diciembre de 2019, el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas fue detenido en el recinto portuario de la Dársena de Escombreras-Cartagena, en Jumilla, por septuplicar la tasa de alcoholemia permitida.

 

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000