Imagen de una jaula de gallinas ponedoras. IGUALDAD ANIMAL.
Imagen de una jaula de gallinas ponedoras. IGUALDAD ANIMAL.

Más de 40 millones de gallinas ponedoras en España viven enjauladas y nunca pisan el suelo

Por su parte, desde el sector del huevo defienden que los cuatro sistemas de producción son válidos y garantizan el bienestar animal

Descarga este audio

REDACCIÓN

En la Región se encuentra una de las granjas que más huevos produce a nivel nacional. Está en Bullas, pertenece al grupo Huevos Guillén y ya ha dado su compromiso de dejar de utilizar el sistema de jaulas en 2025. El cofundador de la ONG Igualdad Animal, Javier Moreno, explica que estas situaciones generan estrés en los animales porque no pueden ni extender las alas y, en ocasiones, incluso comparten espacio con cadáveres de otras gallinas. Según Moreno, el sistema de jaulas es uno de los más crueles en la ganadería industrial y, por eso, desde Igualdad Animal han iniciado una campaña de concienciación al respecto para tratar de ir eliminando del mercado los huevos producidos con este sistema, que se etiquetan con el código 3.

Sin embargo, el portavoz de la organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (INPROVO), Enrique Díaz, recuerda que la legislatura europea es la más exigente en cuanto a las normas de bienestar animal y que, por tanto, la producción en jaulas es totalmente legal y respetuosa con la calidad de vida de las gallinas. Además, Díaz añade que el bienestar animal no es una opinión, sino una serie de criterios científicos que se cumplen en cualquiera de los cuatro métodos de producción.

El cofundador de Igualdad Animal añade que la máxima de la ganadería industrial es conseguir el máximo beneficio al mínimo coste, pero cuando esta lógica se aplica a animales que tienen la capacidad de sentir, el resultado es terrible para las aves. Moreno califica de "escándalo" el número de inspecciones a granjas que se realizaron el año pasado. Según sus datos, en 2017 se inspeccionaron 161 granjas de las más de 1.200 registradas en España, o lo que es lo mismo: apenas un 15%. Además, las granjas reciben avisos antes de las visitas.

Respecto a la decisión de algunos supermercados como LIDL de retirar los huevos etiquetados con el código 3, Díaz explica que es una decisión comercialmente lícita y que si es lo que quieren los consumidores, el sector se adaptará. Sin embargo, desde INPROVO, no entienden por qué se restringe el acceso a productos de calidad porque, según dice su portavoz, abogan por la libertad de elección del consumidor. En cuanto a los datos de inspecciones a granjas, Enrique Díaz dice desconocer los números, pero según su percepción, son mucho más numerosas.

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000