Laurentino Ceña
Laurentino Ceña. MONCLOA

Dimite el número 2 de la Guardia Civil un día después de que Marlaska cesara al coronel Pérez de los Cobos

La Guardia Civil comunica a la juez del 8-M que "no se debería haber celebrado ninguna manifestación en Madrid"

REDACCIÓN | AGENCIAS

El director adjunto operativo (DAO) de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, ha propuesto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ser cesado tras la destitución del jefe de la Comandancia de Madrid, el yeclano Diego Pérez de los Cobos, según han confirmado fuentes cercanas al número dos del cuerpo.

Grande-Marlaska destituyó este lunes a Pérez de los Cobos por "pérdida de confianza" al no haber comunicado que había remitido al juzgado un informe sobre las manifestaciones del 8M.

Las fuentes han indicado que Ceña tenía pensado retirarse este mismo mes, como había manifestado públicamente, ya que cumplía los 65 años y quería jubilarse, aunque en su cargo de DAO podía continuar independientemente de la edad.

No obstante, la decisión de Grande-Marlaska de destituir al jefe de la Guardia Civil de Madrid por el informe sobre las manifestaciones del 8M, Día de la Mujer, permitidas por la Delegación del Gobierno, y entregado a la titular del Juzgado 51 de Madrid, ha precipitado la renuncia de Ceña.

El número dos del instituto armado no ha compartido la "injerencia" del Gobierno en la investigación del 8M, que ha dado lugar a un informe de la Guardia Civil, en su calidad de Policía Judicial, donde se indica que el Gobierno conocía en esa fecha la gravedad de la crisis sanitaria del coronavirus.

Laurentino Ceña formó parte del comité técnico de seguimiento de la crisis sanitaria y participó en las ruedas de prensa diarias que cada mañana se ofrecían de forma telemática en el Palacio de la Moncloa. El DAO se contagió de la COVID-19, aunque pasó la enfermedad en casa, si bien ya no volvió a comparecer en las conferencias de prensa.

La decisión de Grande-Marlaska de destituir a Pérez de los Cobos ha provocado un gran malestar no solo en las asociaciones profesionales del cuerpo sino también en mandos del instituto armado, que no entiende esa "injerencia" del ministerio.

PABLO SALAS SERÁ EL NUEVO DIRECTOR ADJUNTO DE LA GUARDIA CIVIL

El máximo responsable del Servicio de Información de la Guardia Civil, el general de división Pablo Salas, será el nuevo director adjunto operativo (DAO) del instituto armado tras la renuncia de Laurentino Ceña, según han informado a Efe fuentes próximas a este cuerpo.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado el nombramiento después de que Ceña haya pedido adelantar su jubilación al estar en desacuerdo con el cese del coronel jefe de la Guardia Civil de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, que se ha vinculado a un informe sobre las manifestaciones del 8M pedido por un juzgado.

Sin embargo, Marlaska ha desvinculado de ese informe la destitución de quien también fuera coordinador policial del dispositivo del 1 de octubre de 2017 en Cataluña y lo ha asociado a una "política razonable y normal de reconstrucción de nuevos equipos".

Marlaska ha informado de que ha propuesto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, el ascenso de Salas a teniente general, cuyo nombramiento ha enmarcado en el "nuevo impulso de la Guardia Civil, que se inició de una forma importante" con la designación de María Gámez como la primera mujer que dirige el cuerpo.

El ministro ha reconocido "la labor y dedicación" de Laurentino Ceña, que estaba previsto que se jubilase el pasado 23 de marzo, si bien la fecha finalmente se retrasó para concluir todos los hitos del 175 aniversario de la Guardia Civil iniciados el año pasado y también a consecuencia de la pandemia.
 

"NO SE DEBERÍA HACER CELEBRADO NINGUNA MANIFESTACIÓN EN MADRID", SEGÚN LA GUARDIA CIVIL

El informe realizado por la Guardia Civil por encargo de la juez Carmen Rodríguez-Medel en el marco de la investigación contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por la autorización de la marcha del 8-M concluye que a partir del pasado 5 de marzo "no se debería haber realizado ninguna manifestación/concentración de personas en la Comunidad de Madrid con motivo de la crisis sanitaria del covid-19".

En el documento, de 83 páginas y al que ha tenido acceso Europa Press, también se afirma que a partir de la mencionada fecha tampoco se deberían haber celebrado unas y cancelado otras, "como al final terminó ocurriendo", en referencia a la convocatoria de la marcha por el Día de la Mujer en Madrid mientras se suspendía un congreso evangélico en la ciudad.

Según los investigadores de la Guardia Civil, en esas fechas ya existía un "profundo conocimiento de los riesgos de la enfermedad por parte de los responsables sanitarios, así como del control exhaustivo de la evolución de la misma, cuando menos con fecha 5 de marzo de 2020, y de cómo los mismos evidenciaron que el evento no se podía celebrar, precisamente por los riesgos que comportaba la concentración de personas".

El informe subraya en sus conclusiones que las "recomendaciones imperativas" que se transmitieron desde el Ministerio de Sanidad al "colectivo evangélico" y el "nivel directivo de los responsables sanitarios que asisten a las reuniones" son indicios de la "preocupación" de éstos frente a la pandemia y "su interés real por velar por la salud pública, precisamente impidiendo la celebración de eventos multitudinarios".

 

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000