30 aniversario
Colegio Juan XXIII de El Ranero, en Murcia
Colegio Juan XXIII de El Ranero, en Murcia. ORM

260.000 alumnos de la Región vuelven a las clases presenciales tras 6 meses de pandemia

25.000 estudiantes de Lorca, Jumilla, Totana, Lorquí y Archivel retoman las clases de manera telemática debido a la alta incidencia de casos de coronavirus en sus municipios

Descarga este audio

PAULINO ROS | REDACCIÓN. Murcia

Por fin ha llegado el día. La vuelta al cole. Desde este lunes y hasta el viernes, 260.000 alumnos se irán incorporado de forma escalonada a las clases en más de 800 centros escolares de la Región de Murcia que tuvieron que cerrar sus puertas a la enseñanza presencial por la pandemia el pasado mes de marzo.

Pero no a va a ser una vuelta en las mismas condiciones para todos los alumnos debido a la evolución de los contagios en varios municipios de la Región. La mayoría lo hará de forma presencial, o semipresencial, excepto en los municipios de Lorca, Jumilla, Lorquí, Totana y la pedanía caravaqueña de Archivel, donde las clases comenzarán de forma solamente telemática dada la alta incidencia del coronavirus en la Región.

Hoy en las mochilas de los alumnos murcianos, además del bocadillo y de los libros, había que añadir mascarillas de repuesto y gel hidroalcoholico como parte del 'kit anticovid' que deben de llevar en sus mochilas en la vuelta al cole. Y la imagen que nos encontrábamos poco antes de entrar en las aulas: niños y niñas que acceden solos al centro escolar (los padres no pueden entrar en las instalaciones), y que son guiados por el personal del colegio para colocarse en su fila correspondiente o para acceder directamente a su clase

Alumnos guardan la distancia de seguridad en Cieza. Foto de Claudio Caballero

Este es el reto, precisamente, de toda la comunidad escolar, y de toda la sociedad también: alargar lo mas posible en el tiempo que las condiciones sanitarias, que el ritmo de contagio de virus se ralentice lo máximo posible, para evitar que los niños tengan que volver a casa y seguir el cole a través del ordenador.

Está claro que no va a ser un curso al uso. Para los alumnos desde los 3 a los 14 años las clases presenciales serán de 4 días a la semana en aquellos grupos que sobrepasen los 20 alumnos por aula, 24 para los estudiantes de 1º y 2º de la ESO. Los más mayores, los de 3º y 4º de la ESO y los de Bachillerato irán dos o tres días a clase en semanas alternas. Todo con el fin de evitar gran cantidad de alumnos en los centros para hacerle más difícil al virus su expansión.

Padres aguardan en la calle a la entrada de sus hijos al colegio Juan XXIII en Murcia. Foto de Paulino Ros

Está claro que el curso también va a ser diferente en lo personal. Las familias están más nerviosas y han tenido que dedicar presupuesto extra para contratar cuidadoras los días que no haya clase. Además, de cumplir escrupulosamente con las medidas de protección sanitaria ( mascarilla obligatoria, frecuente higiene de manos y del material, distancia de seguridad..) las relaciones entre los alumnos no van a ser las mismas: prohibidos los besos y abrazos para saludar al amigo a pesar de que en algún caso no se hayan visto desde hace más de seis meses, y por supuesto, nada de compartir material, y menos el almuerzo. 

Y tampoco va a ser un curso al uso para profesores y para padres. Los docentes se enfrentan al reto de mantener el nivel de enseñanza en la incertidumbre de si podrán seguir, cuantas más semanas mejor las clases presenciales, y con mucho esfuerzo para mantener ese nivel presencial a través de la tecnología.

Y por supuesto con el miedo al contagio, al estar día a día trabajando con grupos más o menos amplios donde mantener de forma constante las distancias de seguridad. Y para los padres, inmersos en la cábala, más que nunca, de la conciliación familiar y laboral, con los pequeños un día mínimo en casa, y con el miedo de que los contagios afecten al centro y los niños se tengan que quedar en casa de forma permanente. 

CLASES TELEMÁTICAS EN VARIOS MUNICIPIOS

En este escenario la consejera de Educación, Esperanza Moreno, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los padres de las asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Lorca, Jumilla, Totana y Lorquí donde no comenzará este lunes el curso de forma presencial.

El equipo de la Consejería de Educación y Cultura ha mantenido este domingo por la mañana varias reuniones con la comunidad educativa de Lorca, Totana y Lorquí, los municipios en los el inicio de curso será de forma telemática, junto con Jumilla y Archivel (Caravaca de la Cruz), retrasándose la asistencia a las aulas de manera presencial hasta que los indicadores epidemiológicos muestren una situación más favorable, según determinó el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud. 

 Además, la consejera, junto con la secretaria general de la Consejería, Juana Mulero, se ha reunido a través de video conferencia con las Asociaciones de Madres y Padres de los centros educativos de dichos municipios. El curso va a continuar de forma telemática y se les dotará de medios, según explicaba.

Antes varios directores generales mantenían reuniones con los directores de los centros educativos afectados con este modelo de enseñanza para el inicio de curso. Las clases telemáticas se impartirán en nuestra comunidad a 25.000 alumnos que tenían previsto incorporarse a las aulas a partir de este lunes 14 se septiembre.

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000