30 Aniversario Onda Regional
Una mujer transita por una avenida de Murcia vacía. ORM
Una mujer transita por una avenida de Murcia vacía. ORM

El Gobierno y las Comunidades negocian una desescalada con garantías

Algunos de los marcadores serían una tasa de contagio por debajo del 1 durante 2 semanas; un índice de 2 por cada 100.000 habitantes y una ocupación de camas en UCI de enfermos con COVID-19 inferior al 50%

Descarga este audio

REDACCIÓN/ AGENCIAS

El Gobierno y las autonomías han comenzado a debatir los planes y los parámetros que se aplicarán para el desconfinamiento cuando se reduzca aún más la epidemia. Para avanzar en esa transición, esta tarde se ha celebrado una conferencia interterritorial entre el ministro de Sanidad y las comunidades autónomas. Algunos de los marcadores para esa "desescalada gradual y asimétrica por territorios" serían: una tasa de contagio por debajo del 1 durante 2 semanas; un índice de 2 por cada 100.000 habitantes, es decir, unos 1.000 nuevos casos diarios; y una ocupación de camas en UCI de enfermos con COVID-19 inferior al 50% y del 30% en las hospitalizaciones.

Salvador Illa asegura que todo se hará en coordinación con las comunidades autónomas y que las medidas serán las mismas para todas.

Buscando un equilibrio, gobiernos autonómicos y municipales preparan ya sus propios planes de desescalada con la mirada puesta en mayo o incluso en la próxima semana.Esa asimetría se daría incluso dentro de los propios límites territoriales de las autonomías, como ha propuesto la Xunta de Galicia, con una división "por zonas y subzonas", habida cuenta de la notable diferencia entre la situación del mundo rural y la de las ciudades. La Región de Murcia, Cantabria, Aragón o Extremadura también se han pronunciado en ese sentido.

En el caso de Canarias, la comunidad con menor incidencia de la pandemia, se propone que se permitan salidas por turnos y edades, se abran comercios con controles de acceso y se pueda hacer deporte al aire libre en horarios restringidos.

Algunas comunidades autónomas como Euskadi y Cataluña piden margen de maniobra para establecer su propio plan de transición, mientras que la mayoría de los territorios se decantan por un proceso asimétrico dependiendo de la afección del coronavirus en cada uno de ellos. El gobierno central ya ha advertido que las regiones no podrán diseñar por su cuenta la desescalada.

En Madrid, la Comunidad más golpeada por el virus, se ha sugerido que puedan pasear las embarazadas o personas que por sus circunstancias lo necesiten; y el ayuntamiento de la capital proyecta ampliar las terrazas de los bares, reducir aforos e instalar mamparas, para recuperar cuanto antes la actividad de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

Andalucía plantea la apertura progresiva y con limitaciones de cara al verano de restaurantes, hoteles y playas -Marbella y Mijas quieren reabrirlas desde el domingo para los paseos de los niños-, y ha propuesto encabezar la desescalada en municipios y comarcas sin casos, en provincias como Almería y Huelva, contemplando también la vuelta a las clases a mediados de mayo. Almuñécar (Granada) se ha ofrecido como destino turístico "piloto".

Más cautela muestran otras administraciones, como la de Castilla y León, que pide calma para desescalar hasta que se acabe de controlar la epidemia, o Castilla-La Mancha, que confía en que el proceso se fundamente en criterios sanitarios y el desconfinamiento no se convierta en una suerte de reinos de taifas.

La señal que marcaría el principio del fin del confinamiento era la salida de los niños, que finalmente se producirá este domingo. Los menores de 14 años podrán salir, siempre acompañados de un adulto, a partir de entonces diariamente, entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche y podrán moverse y jugar, manteniendo las correspondientes distancias, en el espacio de un kilómetro alrededor de su domicilio, sin entrar en los parques infantiles.

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000