La CHS asegura que la afección de las granjas porcinas al Mar Menor "es mínima"

El Gobierno regional asegura, por su parte, que la inspección es diaria y que la Ley de Protección de la laguna salada incluye medidas restrictivas para evitar que estas explotaciones ganaderas contaminen

Descarga este audio

S. ILLÁN | L.G ÁLVAREZ. Murcia

Desde la Confederación Hidrográfica del Segura explican se hacen inspecciones diarias en el entorno de las granjas porcinas y aseguran que la afección de estas instalaciones al Mar Menor es mínima, si es que existe.  Los propietarios tienen que acreditar a la CHS de dónde sacan el agua y también garantizar la impermeabilización y el tratamiento de las balsas de lixiviados. El organismo de cuenca tiene que garantizar, por su parte, que esos lixiviados no van a parar al acuífero. La vigilancia es permanente, según fuentes consultadas por Onda Regional, y cualquier filtración es detectada y denunciada. Por su parte, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, en una entrevista en RNE, ha sido preguntado esta mañana por este asunto. Explica que la Ley de Protección Integral del Mar Menor de 2019 contempla medidas para esas granjas.

Es la respuesta del ejecutivo murciano y del organismo de cuenca a la información que publica el Diario.es apuntando a que el Gobierno de Murcia ignoró varios informes que alertaban de la contaminación sobre el Mar Menor de las granjas porcinas.  Entre esos informes, el del Ministerio para la Transición Ecológica que en 2019  avisaba de la incidencia que estaban causando estas explotaciones ganaderas en el Mar Menor y otro informe del propio ejecutivo murciano, también de 2019, que alertaba de que las balsas de purines estaban descontroladas.

Según ese informe de 2019 del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el sector porcino aporta aproximadamente el 17% del nitrógeno que acaba en el Mar Menor.  Según el artículo, la cuenca hidrográfica del Mar Menor –la superficie de tierra que desagua en la laguna–  concentra unas 500 balsas de purines que cubren en total unas 160 hectáreas. Balsas que deben estar impermeabilizadas para evitar filtraciones, aunque según este diario muchas de ellas tienen vertidos que presuntamente son ilegales.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, en una entrevista en RNE, ha sido preguntado este miércoles por este asunto. Explica que la Ley de Protección del Mar Menor  contempla medidas para esas granjas. En ese mismo sentido se pronunciaba el consejero de Medio Ambiente, Antonio Luengo, apuntando a que el Gobierno regional vigila el cumplimiento de la normativa. 

En el artículo que publica hoy el diario.es se explica que en siete años ha aumentado la cabaña porcina en 331.000 cabezas más. Un incremento que no cuestiona el presidente de la Comunidad "siempre y cuando no supongan vertidos ilegales".

"LAS IRREGULARIDADES SE CUENTAN POR DECENAS"

Tanto el gobierno regional como la CHS restan importancia a la afección de estas granjas al Mar Menor, pero la investigación que publica el diario.es apunta a pruebas de todo tipo sobre estos incumplimientos. Las irregularidades se cuentan por decenas, dice Caroline Rivere, portavoz de Por un Mar Menor Vivo, y estudian adoptar acciones legales. "Tenemos pruebas y el pastel que nos hemos encontrado es tan grande que no sabemos por dónde hincarle el diente", dice Riviere.

Se trata de explotaciones alejadas del Mar Menor, pero con gran impacto en la contaminación del acuífero, dice Riviere. Contabilizan 450 granjas solo en el Campo de Cartagena. Y los vecinos se ven seriamente afectados. "Hay un colegio en una localidad de Fuente Álamo en el que en verano los niños no pueden comerse el bocadillo porque almuerzan moscas", denuncia la portavoz de Por un Mar Menor Vivo.

Ha habido también reacciones políticas. La diputada regional socialista, Carmina Fernández, considera lamentable e irresponsable que el Gobierno regional permitiese que la población porcina aumentase sin control en decenas de miles de ejemplares a pesar de que varios organismos y expertos le alertaron sobre la falta de control de las granjas y cómo estaban perjudicando al Mar Menor. Fernández asegura que "es la forma de hacer política que tiene el PP, sólo busca el bien común de quienes lo mantienen en el poder".

Por su parte, Podemos exigirá una moratoria sobre las macrogranjas por el alto grado de vertidos y contaminación que suponen para el Mar Menor. La portavoz regional de Podemos, María Marín, asegura que el gobierno murciano mira para otro lado y, además, señala que el Gobierno regional y las consejerías implicadas utilizan las instituciones para proteger a los grandes empresarios de un sector como la ganadería  frente a los intereses de la mayoría de los ciudadanos. Podemos planteará en la Asamblea una moratoria a la instalación de nuevas macrogranjas y un plan de control de las existentes.

 

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000