Delgado y Grande-Marlaska, ayer en el Senado
Delgado y Grande-Marlaska, ayer en el Senado. EP

Sánchez dice estar 'tranquilo' pese a la presión sobre Delgado y descarta una crisis de Gobierno

El Gobierno y el PSOE cierran filas con la ministra de Justicia que fue reprobada ayer en el Senado. Escucha el cruce de declaraciones entre Delgado y la senadora del PP Esther Muñoz

Descarga este audio

Tienes otros audios disponibles en el A la Carta.

REDACCIÓN | AGENCIAS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes (madrugada del miércoles en España) que está tranquilo pese a todas las presiones para que aparte a la ministra de Justicia, Dolores Delgado. De hecho, ha asegurado que no habrá crisis de Gobierno y se ha mostrado convencido de que el Ejecutivo podrá superar este episodio.

Sánchez ha restado importancia al origen de la presión sobre Delgado, un almuerzo en el que estuvieron ella y el ex comisario, hoy procesado, José Manuel Villarejo, comentando que ahora parece que no se puede comer con nadie. Aunque ha reconocido que está siendo fuerte la presión de la oposición sobre el Gobierno, por parte del PP y de Ciudadanos, y que la situación es dura, ha dejado claro que el Ejecutivo ya contaba con que afrontaría escenarios difíciles.

El Gobierno ha cerrado filas este martes con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a la que ven como víctima de un ataque que va dirigido a todo el Ejecutivo de Pedro Sánchez y que ha elegido a la fiscal como la siguiente "pieza a batir", en palabras de la 'número dos' del PSOE, Adriana Lastra.

Entre ellos, el propio titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, afectado directamente por los audios de una comida en la que participó la fiscal hace nueve años junto al exjuez Baltasar Garzón y el excomisario en prisión preventiva José Villarejo y en el curso de la cual Delgado se refiere al juez como "maricón".

Grande-Marlaska ha asegurado que no se siente ofendido por las palabras de la ministra, quien no le debe disculpas y que "para nada" tiene que dimitir, una postura avalada por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien, en ausencia de Sánchez, ejerce de jefa del Ejecutivo en funciones. "Perfectamente se va a mantener" en el cargo Delgado, ha dicho Calvo.

Las palabras de la vicepresidenta llegaban después de que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pidiera a la ministra alejarse de la "vida política" porque no puede ser miembro del Gobierno alguien "que mantenga amistad" con un "tipejo" como Villarejo.

Dos pesos pesados del PSOE como su vicesecretaria general, Adriana Lastra, y el secretario de Organización, José Luis Ábalos, han enmarcado la polémica por los audios de la comida de Delgado con Villarejo como parte de una campaña de acoso al Ejecutivo.

BRONCA EN EL SENADO

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, fue reprobada por el Senado, por su actitud en la denuncia contra el juez Llarena. Ese era el argumento contra ella aunque toda la sesión estuvo centrada en los comentarios sobre la condición sexual del responsable de Interior que habría realizado en una comida con el excomisario Villarejo. Delgado fue, a su pesar, la protagonista política del día una vez conocidos los audios que contienen comentarios despectivos hacia su compañero. Se lo recordaba la senadora popular Esther Muñoz. La ministra se defendía aludiendo a altos cargos del PP reprobados en el parlamento.

 

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000