Todos con la palma

La entrada al mirador

Día mundial de la bici: "la máquina de la libertad"

Descarga este audio

Tienes otros audios disponibles en el A la Carta.

Buenas tardes,
 
Hoy es el día mundial de la bicicleta, esa máquina de dos ruedas que no contamina y nos permite movernos con rapidez, pero haciendo ejercicio, no dejándonos llevar como los patinetes eléctricos que solo exigen el esfuerzo de no atropellar a los peatones. 
 
Antes la bici era un objeto caro, para muchos era difícil incluso que te lo trajeran los Reyes magos y había que esperar hasta la primera comunión. Creo que todos recordamos cómo era nuestra primera bici y quién nos enseñó a montar. Si hay un primer momento en la vida en el que nos sentimos de pronto muy mayores, es cuando nos quitan los ruedines. Da un poco de miedo acordarse de cuando tu padre o tu madre te acompañan unos metros sujetando la bici y de pronto te sueltan y sabes que estás solo ante el peligro y te parece que vas a 300 kilómetros por hora. Creo que esa sensación es la que intentan recuperar los señores que se compran un deportivo descapotable en la crisis de los 50. Pero esa es otra historia y yo he venido a hablar de la bici.
 
La bici lleva entre nosotros desde finales del siglo XIX y supuso una revolución tremenda porque era mucho más barata que un caballo o un carruaje y permitía que obreros y campesinos pudieran moverse con facilidad. Ahora puede parecer una tontería el poder desplazarte al pueblo de al lado, pero para esas personas de hace 200 años significaba, por ejemplo, poder tener una novia distinta a las vecinas o primas que estaba harto de ver. Por eso dicen los científicos que la bici enriqueció nuestra diversidad genética. 
 
Pero además, empezó a ponerse de moda también entre las mujeres. Las que comenzaron a tener vida laboral a principios del siglo XX podían moverse en bici y no depender de que nadie las llevara. Y eso cambió la manera de vestir, y cuando una deja de llevar pesadas faldas y corsés que no te dejan respirar, cambia su manera de ver el mundo y las cosas que puede o no puede hacer. A la bici la bautizaron como “la máquina de la libertad”.
 
Ahora que nuestro mundo vuelve a reducirse a la provincia, otra vez, y que los transportes públicos colectivos nos dan miedo, es el momento de recuperar el protagonismo de la bici, de volver a pedírsela a los reyes magos, aunque ya no son tan caras y quizá lo que haya que pedir a los reyes es que los municipios apuesten de verdad por hacer más amables la calles y dejar más sitio a las bicis. De eso vamos a hablar esta mañana en el Mirador. 
 
Algunos llevan años sin montar en bici, pero en este confinamiento le han quitado las telarañas a la bici estática que utilizaban de perchero, pero no se preocupen. Eso que se dice de que montar en bici nunca se olvida está científicamente demostrado. El pedaleo deja en nuestro cerebro una huella neurológica indeleble y se recupera el aprendizaje en cuanto subimos a una.  
A mí me dejó también una huella indeleble la imagen de Paul Newman haciendo el tonto con la bici en Dos hombres y un destino, así que esta entrada dedicada a la bici, tenía que terminar con su banda sonora
 
MARTA FERRERO

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000