30 Aniversario Onda Regional

Antonio Guirao: "La Región puede tardar meses en tener una tasa de incidencia aceptable"

El profesor de la UMU afirma que el virus campó a sus anchas en Navidad aunque, al menos, el efecto explosivo de las fiestas acabará en días y que el pico de la tercera ola podría darse a la vuelta de este fin de semana

Descarga este audio

PACO MARTÍNEZ

Los datos matemáticos demuestran que el virus circuló en la Región durante los días de Navidad con absoluta libertad, alcanzando casi la misma tasa de reproducción que hubiera tenido en un entorno sin ningún tipo de medida de protección. Lo asegura el físico Antonio Guirao, que confía en que la tendencia al alza en la aparición de nuevos casos pueda quebrarse a partir del próximo fin de semana, aunque sus efectos se dejarán notar como mínimo hasta finales del mes de febrero.

Al menos por esta vez, los fríos datos vienen a confirmar las opiniones expresadas en los últimos días por las autoridades sanitarias: la norma general durante la Navidad ha sido una absoluta relajación en el cumplimiento de las restricciones, lo que ha permitido que el virus campara a sus anchas: "Cuando no hay medidas, el número reproductivo es de 2 o 2,5 y en la última quincena, el número es similar. Ha circulado como si no hubiéramos llevado la mascarilla".

La buena noticia, dice Antonio Guirao, es que en cuestión de días debería agotarse el efecto explosivo de la Navidad. Si las medidas aprobadas ayer por el Comité COVID tienen la misma efectividad que tuvieron en noviembre, cuando frenaron la pandemia con la misma rapidez que el confinamiento domiciliario, podríamos confiar en alcanzar el pico de esta tercera ola a la vuelta del fin de semana: "Si ahora funcionasen significa que en unos días doblegaríamos la curva y de ahí los contagios irían a menos"

Esa es la buena noticia. La mala es que el virus se ha extendido tanto, que pasarán semanas, puede que meses, hasta que la región vuelva a tener unas tasas de incidencia aceptables: "Para bajar incidencias acumuladas por debajo de 250, y lo ideal sería bajar de 100 o incluso de 50, pueden tardar meses y estar así hasta finales de febrero, en el mejor de los casos". No hay que perder de vista otra circunstancia: lo que vemos es sólo la punta del iceberg, porque tomando como referencia las tasas de positividad podemos dar por seguro que el número real de contagiados será muchísimo mayor: "Por debajo del agua no sabemos lo que mide el iceberg, con una tasa del 22% hoy deben ser más los casos de los que tenemos contabilizados. La multiplicidad de contagios debe ser más alta de lo que contamos".

Una última consideración. Aunque se cumpliera el mejor escenario, los efectos para el sistema sanitario todavía está por llegar. Entre el contagio y el ingreso hospitalario suelen pasar al menos diez días; y el ingreso en UCI se retarda todavía una semana más. Los datos de hoy tendrán también su reflejo en la cifra de muertos, y aunque para el portavoz del Comité COVID Jaime Pérez "es macabro jugar con el número de muertos", Guirao es de la teoría contraria. Cree que tratar de ocultar esas proyecciones es lo que nos ha llevado a ir siempre por detrás de la pandemia: "No es macabro, sino ser realista. Es necesario ser realista para no llegar tarde con las medidas y estamos llegando tarde todo el rato. A una media de entre tres y cinco fallecidos diarios, en un mes habría 150 más".

Relacionados

Lo más popular

Logotipo Onda Regional

Radiotelevisión de la Región de Murcia

Calle de la Olma 27-29, 30005 MURCIA

968 200 000